LA PRIMERA PARTE DE LA TAREA YA ESTÁ HECHA

Universidad Católica y la U se medían en la primera final del Torneo Nacional. Los azules eran locales en la primera definición de 180 minutos globales y eso incidiría sí o sí en la suerte final que quedaría pospuesta para el próximo domingo a las cinco de la tarde en el mismo Estadio Nacional.

Universidad Católica confirmó el once titular con que trabajo hasta el miércoles en San Carlos de Apoquindo. Toselli en el pórtico, Hans Martínez, Alfonso Parot, Enzo Andia y Juan Eluchans en defensa; Jorge Ormeño, Tomás Costa, Felipe Gutiérrez, Milovan Mirosevic, Fernando Meneses y en delantera Lucas Pratto.

El primer tiempo poco que ofrecer. Universidad de Chile asumiendo la localía en el Nacional, pero con poca claridad. Universidad Católica poco mostraba del otro lado y la primera mitad transcurría con poco que contar. Por un lado un equipo que sabía que la ventaja del primer partido podía resultar clave y la UC que sacaba cuenta con un empate que no sonaba tan mal.

Entre las mejores figuras de Católica Cristopher Toselli que cada vez que fue exigido respondía de buena manera. Enzo Andia a la altura, confirmando que puede ser un jugador a considerar por Pizzi. En el mediocampo lo más rescatable: la entrega de Jorge Ormeño y la claridad de Felipe Gutiérrez. Una primera etapa pálida calzaba como calificativo.

Sin cambios volvieron desde camarines. Universidad Católica con los mismos hombres que afrontó la primera mitad y Universidad de Chile sólo con el cambio obligado de la primera parte en que tuvo que abandonar Matías Rodríguez y ser sustituido por el volante Edson Puch.

La segunda parte comenzó con la insistencia de la U. Un tiro en el palo era el aviso de que los locales querían buscar con insistencia la apertura de cuenta, pero la suerte estaría del lado del campeón que en el minuto 58 tras un jugadón encontraríamos la llave para los abrazos.

Tomás Costa fue eludiendo rivales hasta enfrentar a Johnny Herrera para batirlo con un remate rasante pegado al poste izquierdo que dejó sin opción al arquero azul. Un festejo merecido el del argentino que encontró la llave para abrir un partido que hasta allí se presentaba muy cerrado.

El uno a cero era estímulo suficiente para Universidad Católica que con este resultado ya pensaba de manera un poco más tranquila en la vuelta programada para el próximo domingo 12 de junio a las 17 horas. Juan Antonio Pizzi, entrada la segunda parte comenzó a preparar las sustituciones.

El primer relevo llegó cerca del minuto 80 con la entrada del Francisco Pizarro en reemplazo de Felipe Gutiérrez. El volante hizo buen partido, pero se necesitaban piernas frescas.

Cuando estaba por expirar un lateral favorable a Católica fue letal. El capitán Milovan Mirosevic demostró porqué es el hombre con la gineta. Tras un centro de Tomás Costa, con un cabezazo envió la pelota al fondo de las redes y puso a celebrar a toda la hinchada del equipo de la franja.

Dos a cero, terminó el partido con el marcador favorable a Universidad Católica, dando un gran paso para enfrentar la final de vuelta este domingo 12 de junio a las 17:00 horas, en el Estadio Nacional, donde los Cruzados pueden quedarse nuevamente con el Huemul de Plata y lograr el tan ansiado bicampeonato.

Fuente: Cruzados.cl

Anuncios

Acerca de AlexSandovalM

Programador, fanatico de Linux y la UC!
Esta entrada fue publicada en Campeonato Nacional, Clasico Universitario. Guarda el enlace permanente.