Como se le quiere ver: Universidad Católica gana en Brasil y da otro golpe a la historia

Era el primer gran paso en la presente Copa Libertadores. Con pura garra y puro corazón, Universidad Católica derrotó a Gremio en Porto Alegre por 2-1 y pone un pie en Cuartos de final, a la espera de la revancha a jugarse el próximo miércoles 4 de mayo. Lucas Pratto fue el héroe cruzado en el Olímpico gaúcho al anotar las dos dianas y le permite a la Franja dar un nuevo golpe a la historia.

La primera parte de una espera que comenzaba hace una semana, cuando se supo el nuevo rival cruzado de la presente Copa Libertadores, culminó hace pocos instantes. Atentando contra todo pronóstico general, sobre todo lo que preveían en Brasil, Universidad Católica derrotó a Gremio por 2-1 en el Olímpico Monumental de Porto Alegre y, así como prorroga su invicto como visita, cortó el que los gaúchos mantenían como locales. O sea, quienes hace un mes decían que un DT argentino recién arribado a uno de los archirrivales cruzados era de verdad, ahora deben decir que la Franja es de verdad, porque hace historia, sobre todo en Brasil donde se dio el lujo de ganar y no aflojar como algunos pintaron.

Esta historia comenzó con un Gremio que durante los primeros 15 minutos presionó a los cruzados, cosa de lograr romper el cero y quedar más tranquilos, sabiendo que tenían al frente un rival que más allá de ser chileno, estaba dictando cátedra en todos sus duelos fuera de Chile. Y señalar que JAP, por enésima vez, utilizaría su 4-2-3-1 favorito, cosa de neutralizar la creación y las chances de los gaúchos en dañar el arco cruzado.

Recién pasados los 25 minutos, la Católica tomaría el control a fondo de las acciones. Y tanto así que al transcurrir los 28’ un carrerón de Marcelo Cañete le da el pase divino a Lucas Pratto para un tiro casi a ras de suelo y batir a Marcelo Grohe. 1-0 para la UC y que callaría a todo el Olímpico de Porto Alegre.

De ahí en más, Gremio quiso revertir la situación en su contra, pero la desesperación le pasaría la cuenta y optaría por los siempre infaltables golpes. Instancia que produciría la gota que rebalsa el vaso y a los 34 minutos, el ariete Borges se va expulsado por falta en contra de David Henríquez. Desde ahí, todo en bandeja para los cruzados… aparentemente.

Comienza el segundo tiempo y  la Franja con la misión de amarrar el partido, teniendo incluso ventaja numérica por tener oncena completa y sin modificaciones.

Pero se sabía que los tricolores entrarían con hambre y sed de triunfo, más aún porque así como la Franja poseía invicto de visita, Gremio lo hacía de local. Y tanto así fue que corriendo los 59 minutos un carrerón por el centro de la cancha de Douglas, esquiva a la gran zaga cruzada, remata fuera del área con un zurdazo y clava el balón a la derecha de Paulo Garcés. Era el 1-1 y un ‘borrón y cuenta nueva’ en un partido que estaba siendo lindo por la ventaja cruzada y más allá del marcador, también porque los gaúchos contaban desde hace rato con sólo diez jugadores.

Y por este mismo empate, seguía y rondaba el pie duro. Minuto 68 y una jugada casi de desproporciones en un choque entre Rodrigo Valenzuela y Lins, que culminaría con una serie manotazos entre ambos y el 7 cruzados por suerte se salva de la expulsión. Quizás la única incidencia grave del segundo tiempo.

Y antes de entrar al último cuarto de hora del partido llegaría el momento de gloria y, por qué no, de justicia para los cruzados. Minuto 74, una jugada colectiva de Felipe Gutiérrez con Marcelo Cañete en el mediocampo, éste que cede el balón a Fernando Meneses y tira un gran centro que cae en la cabeza del siempre inspirado, Lucas Pratto, para fusilar a Marcelo Grohe y callar nuevamente a la parcialidad del Olímpico de Porto Alegre. 2-1 y volvía la algarabía a una Universidad Católica que a costa de su garra y corazón sacó adelante un partido que prometía, desde hace una semana, de extender una gran historia cruzada iniciada hace un año aproximadamente.

La última chance la tuvo Fernando Meneses dentro de los 5 minutos de descuento, tras jugada de Jorge Ormeño, que pudo ser la sentencia y el aumento de la diferencia del marcador de cara a la revancha. Pero bueno…

Fin del partido y se desata nuevamente el Carnaval Cruzado, esta vez presente en Porto Alegre y espera desde ya la gran revancha fijada para el próximo miércoles 04 de mayo, a las 21:50 CLT en San Carlos de Apoquindo. Pero antes tendrá un duelo crucial por el Torneo de Apertura, frente a Universidad de Concepción, fijado para este sábado 30 de abril a las 18:30 en el Ester Roa Rebolledo penquista.

Fuente: Cato Campeón

Anuncios

Acerca de AlexSandovalM

Programador, fanatico de Linux y la UC!
Esta entrada fue publicada en Copa Libertadores. Guarda el enlace permanente.