¡Nos robaron los tres puntos!

En la última jugada del partido contra U. Española, Kevin Harbottle que con un acto de magia más falso que billete de $1.213 se inventó un penal que no compró el arbitro Claudio Puga, pero que sí convenció al línea Román, quien a través de gestos hizo que cobraran la discutible falta penal en los descuentos.

Aunque si bien hubo contacto entre Alfonso Parto y Kevin Harbottle, este roce no daba para sancionar penal, ya que esas infracciones ocurren en cada partido de fútbol en reiteradas ocasiones.

Quedan más dudas aún porque el árbitro al ver la jugada en buena posición le ordenó al delantero ponerse de pie, sin embargo, el asistente Sergio Román fue quien insistio e hizo que cobraran el penal.

Fuentes:

Anuncios

Acerca de AlexSandovalM

Programador, fanatico de Linux y la UC!
Esta entrada fue publicada en Copa Libertadores. Guarda el enlace permanente.